Budismo tántrico. El Tantra de Vajrasatva


Muy Venerable Lama Geshe Tsering Palden

El vehículo del Tantra o Vajra, muy conocido en el budismo, está considerado como una práctica extraordinaria y muy especial. Las  enseñanzas auténticas sobre la práctica del Tantra no se encuentran fácilmente, son raras y preciosas.

Budismo tántrico. El Tantra de VajrasatvaLa enseñanza que dio el Buda se puede clasificar en tres diferentes vehículos. La razón por la que existen esos tres vehículos es la distinta capacidad, inteligencia, intereses y predisposición mental de los diferentes discípulos que siguen el camino. Así para los que tienen interés en obtener la liberación de los engaños, especialmente la liberación del apego a los 3 mundos: el mundo del deseo, el mundo de la forma y el mundo sin forma, Buda enseñó el Vehículo Hinayana. Para aquellos que tienen interés en utilizar los engaños como una herramienta para poder ayudar a los demás seres se han dado las enseñanzas del Vehículo Mahayana, el camino extenso. En el vehículo Hinayana el propósito principal de la práctica es eliminar completamente los engaños del continuo mental. En cambio en el Vehículo Mahayana el objetivo principal no es tanto eliminar los engaños sino poder ayudar a los demás seres. Los practicantes de este vehículo actúan en todo momento por el beneficio de los demás, tomando diferentes renacimientos para favorecer a los otros. Para los practicantes que tienen interés en el camino más profundo, Buda enseñó la práctica del Tantra, para poder transformar el apego en el camino. El camino profundo, mediante la práctica tántrica, lo que hace es transformar el deseo o apego en el propio camino, mientras que los otros vehículos anteriores no lo hacen.

Para poder practicar el Tantra de forma correcta es preciso encontrar a un maestro cualificado, establecer una conexión con él y recibir la iniciación tántrica de transmisión de poder. Ir de  una enseñanza tántrica a otra, picando aquí y allá,  sin un proceso adecuado, es una práctica incorrecta y por lo tanto no dará los frutos que esperamos de ella.

Normalmente estamos atrapados en el océano de nuestra actividad mundana. Continuamente nos vemos arrastrados por el oleaje de los acontecimientos y de nuestras emociones, indefensos sin control alguno somos empujados por nuestro karma. El karma tiende a aumentar, es como un bebé creciendo y desarrollándose. El karma negativo da como resultado que nuestra vida transcurra llena de dificultades y de energía negativa.

karma

Todos nosotros hemos cometido muchos actos nocivos y hemos acumulado mucho karma que,  como si fuera un velo que nubla el estado de pureza original de nuestra mente, nos impide ver a la divinidad. Es como si encima de esta pureza hubiera numerosas capas de pintura: aunque no la veamos la pureza está ahí. Solo tenemos que ir quitando capas y aparecerá ante nosotros. No debemos preocuparnos, el estado de Buda llegará pero lo hará cuando cada uno de nosotros hayamos limpiado todos estos estados negativos.

Para obtener una cosecha hay que plantar y, para plantar, hay que tener semillas y preparar el terreno.

Meditar es muy importante porque imprimimos en nuestra mente una acción positiva que contrarresta y limpia las tendencias fabricadas por la creencia en el ego. En  este sentido la meditación analítica en el karma – cada acción produce un resultado – nos hará comprender que nuestros actos siempre comportan unas consecuencias. Es importante que reflexionemos y meditemos en esto porque, además del sufrimiento que experimentaremos en esta vida, está el que podamos obtener en un futuro.

Budismo tántrico. El Tantra de Vajrasatva

Es muy conveniente llevar a cabo la práctica de la meditación en un marco de recogimiento, de retiro. ¿Qué quiere decir entrar en retiro? Aislarnos del resto del mundo y concentrarnos en realizar una actividad con nuestro espíritu. Tenemos un cuerpo y una mente, de hecho, nuestra mente ya está retirada  en este cuerpo. Durante un retiro se presta una especial atención a la mente, se detiene el oleaje mundano que nos empuja y nos lleva de aquí para allá.

Buda VajrasatvaPara limpiar el karma negativo acumulado en esta vida y en las pasadas hay que llevar a cabo actividades de purificación como la práctica del Buda Vajrasatva. Vajrasatva despliega una actividad pacificadora, aparece con forma de bodhisatva y es de color blanco sin mácula. Es el  buda de la pureza  y purifica las impresiones negativas acumuladas a través de nuestro cuerpo, palabra y mente. La práctica de la meditación en Vajrasatva nos proporciona paz mental, ecuanimidad y ayuda a que afloren nuestras cualidades positivas.

Suscríbete

¿Quieres recibir nuestros últimos artículos en tu correo?


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Budismo tántrico. El Tantra de Vajrasatva