El Corazón de la Sabiduria


El Corazón de la Sabiduria: las enseñanzas del Sutra del Corazón. Dalai Lama. Barcelona: Helios, 2005.

Este libro se divide en tres partes: “El contexto del budismo”, el “Sutra del Corazón” y el “Camino del Bodhisattva”. Constituye una introducción que incluye las enseñanzas centrales del budismo Mahayana. Es el resultado de las enseñanzas de Su Santidad en Mountain View, California y en Pittsburgh, Pensilvania en 1998.

En “El contexto del Budismo” el Dalai Lama dice que las bases de la paz, tanto interior como exterior, son la compasión, el perdón, el sentimiento de fraternidad, el contentamiento y la autodisciplina. Esto es lo que él entiende por desarrollo espiritual o lo que él llama el “desarme interior”. A continuación aborda los fundamentos del budismo: la vida de Buda, el Primer giro de la rueda del Dharma; los “treinta y siete aspectos del camino a la iluminación”,el “Noble Sendero Óctuple” y por último las “Siete ramas de la iluminación”.

Nos muestra que Buda amplió la naturaleza causal de las Cuatro Nobles Verdades con explicaciones sobre los Doce Vínculos de Originación Dependiente. Mediante éstos vínculos el Buda enseña que todas las cosas y todos los sucesos, incluyendo todos los elementos de la propia experiencia individual, llegan a ser únicamente como resultado de la suma de causas y condiciones lo que a su vez nos conduce a ver que todas las cosas son, por naturaleza, interdependientes, y se originan enteramente como resultado de otras cosas y otros factores. El Dalai Lama dice que el que entienda con claridad la verdadera naturaleza de esa vacuidad se libera por completo de todo sufrimiento. Es importante comprender bien la vacuidad: solo el “yo” al que nos aferramos como “intrínsecamente real” debe ser negado. El “yo” como un fenómeno convencional no se rechaza.

SABIDURIAHe aquí una frase clave: “el sufrimiento no es otra cosa que la existencia esclavizada de la ignorancia”.

El Dalai Lama destaca que hay muchas aflicciones, pero la esencia son los llamados “tres venenos”: apego, odio y engaño. Estos son nuestros verdaderos enemigos, “estos enemigos interiores son todavía más perniciosos de lo que puede ser cualquier enemigo exterior”.

El corazón de la renuncia es una búsqueda de la victoria sobre el enemigo interior, las emociones mentales. El refugio final es el estado libre de aflicciones mentales, este es el verdadero dharma.

El método más directo para vencer las aflicciones mentales es cultivar la visión de la vacuidad. La libertad que alcanzamos mediante el cultivo de la sabiduría de la vacuidad es la verdadera cesación.

En la segunda parte del libro el Dalai Lama aborda el “Sutra del Corazón”.

Según las enseñanzas de Buda, el sufrimiento del que deseamos liberar a otros seres tiene tres niveles.

El primer nivel incluye las sensaciones de dolor y malestar, físico y mental. El segundo nivel es el sufrimiento del cambio. El tercer nivel es el más significativo: el sufrimiento penetrante de lo condicionado. Esto hace referencia a nuestra existencia no iluminada. Al hecho de que estamos dominados por las emociones negativas y su raíz subyacente, a saber, nuestra ignorancia fundamental de la naturaleza de la realidad.

Finalmente llegamos a la tercera parte del libro: “El Camino del Bodhisattva“.

La transformación mental gradual y el desarrollo espiritual deben de tener lugar sobre la base de lo que los budistas denominan la unión del método (upaya) y la sabiduría (prajna). Es fundamental desarrollar el factor complementario de la bodhichitta, la intención altruista de alcanzar la budeidad para el beneficio de todos los seres.  Para generar esta bodhichitta, no es suficiente con desear compasivamente que los demás seres sean felices y se liberen del sufrimiento.

Es necesario sentir el profundo compromiso por el que yo mismo asumiré la responsabilidad de liberar a todos los demás seres del sufrimiento. Los grandes maestros indican dos métodos principales para generar la bodhichitta: el método de siete puntos de causa y efecto y el método de igualarse e intercambiarse uno mismo por los demás. Para terminar, se expone la práctica del “dar y tomar” o tonglen. Es un libro fabuloso para entender bien tanto la sabiduría como el método.

Claudia Corrales Lantero

Suscríbete

¿Quieres recibir nuestros últimos artículos en tu correo?