Cultura Tibetana


Cultura Tibetana

El Tíbet

El Tíbet es un extenso país con un área de 2.5 millones de kilómetros cuadrados. Ubicado en el centro de Asia destaca no sólo por su imponente geografía sino también por su profunda cultura.

La civilización tibetana tiene una cultura muy rica, llena de simbolismo y apoyada en valores como la paz, la compasión, el profundo respeto a la naturaleza y la voluntad de crecer como personas. Su cultura puede verse en pequeñas costumbres de su vida diaria, ya que hasta hace poco cada habitante era un fiel representante de la cultura del Tíbet.

Hoy en día es un país con una gran tradición tanto cultural como filosófica, en el que prima la filosofía budista en la gran mayoría de sus habitantes. Esta doctrina filosófica es originaria de la India y fue fundada por Sidarta Gautama en el siglo V antes de Cristo. Se inició su difusión en el Tíbet alrededor del siglo V d.C. Cuando se creó la escritura alrededor del siglo VI, se tradujo y se divulgó ampliamente comenzando a formar parte de la forma de vida de los tibetanos.

El arte tibetano es de naturaleza profundamente religiosa, siendo una forma de arte sacro. La influencia amplia del budismo tibetano en la cultura y el arte se puede encontrar en casi todos los objetos y aspectos de la vida cotidiana. Se manifiesta en las estatuas exquisitamente detalladas que se colocan en los Gompas, como también en tallas en madera e intrincados diseños en las pinturas Thangka.

Los tibetanos celebran cada mes al menos una fiesta y a veces dos, siendo la mayoría de ellas fiestas religiosas. La más importante es el Losar, el día de año nuevo. La celebración de Losar aglutina al mismo tiempo festividades de origen espiritual y de origen laico. Se extiende durante 15 días, de los cuales los primeros tres son los más significativos. Los budistas celebran el festival como una victoria del bien sobre el mal. Simbolizando la purificación y la frescura.

Tradicionalmente la astrología es una de las cinco ciencias complementarias que se estudian en las Universidades Monásticas Budistas Tibetanas (Men-Tsee-Khan), ya que no solo se limita a la adivinación si no que es utilizada para determinar los ciclos atmosféricos, medir el tiempo tibetano (años, meses y días tibetanos), así como para realizar el calendario recopilatorio de actividades diarias en sintonía con los movimientos del cosmos.

La astrología es muy popular entre los tibetanos. Los astrólogos son consultados principalmente para elaborar el horóscopo de los recién nacidos, así como por asuntos relacionados con matrimonios y rituales funerarios. A diferencia de lo que ocurre con la astrología europea, que hace énfasis en la descripción de la personalidad, la astrología tibetana se interesa más por el desarrollo de la vida de la persona.

A causa de la gran altitud y las duras condiciones ambientales del Tíbet, su gastronomía es muy rica en calorías, proteínas y grasas. La alimentación diaria de los nómadas tibetanos se basa en dos alimentos muy energéticos: la tsampa, que consiste en harina de cebada tostada, y el té tibetano (cha), que es té con mantequilla de yak y sal.

El idioma tibetano 

es una lengua hablada por unos 6 millones de personas:

3 millones en el Tíbet, 1 millón en Nepal y la India y

el resto en el sudoeste de China.

La Medicina Tradicional Tibetana es un sistema médico que 

se basa en la premisa de que todo ser viviente

busca la felicidad y superar el sufrimiento.