La medicina espiritual del Tíbet


SANA TU CUERPO, SANA TU CORAZÓN.

Autor: Doctor Pema Dorjee, Janet Jones y Terence Moore, prefacio del Dalai Lama .Sabadell: Dipankara, 2011. Rinpoche.

Este es un libro perfecto para iniciarse en la medicina tibetana que, dada su complejidad, requiere de muchos años tanto de estudio como de práctica.
En la primera parte, Janet Jones, psicoterapeuta y profesional de la medicina, explica su vivida experiencia personal con la medicina tibetana, junto con la de otras personas y la de dos de sus preeminentes médicos actuales, el doctor Tenzin Chodrak y el venerable doctor Trogawa Rinpoche. Básicamente, nos narra su experiencia personal en el Festival del Arco Iris en Interlaken, Suiza, donde inesperadamente entra en contacto con los médicos tibetanos citados a través de sus conferencias .A partir de la explicación de las conferencias y las consultas realizadas por estos médicos, la sección ofrece una información muy precisa de la historia, la filosofía, la naturaleza y las cualidades curativas de la medicina tibetana, al tiempo que las compara con las de las tradiciones occidentales.

En esta sección, y a lo largo de todo el libro, se pone un énfasis particular en el aspecto espiritual del sistema medico tibetano, impregnado naturalmente de budismo tibetano, que aspira a curar las enfermedades espirituales, mentales, físicas y emocionales, con unos resultados bastante positivos.

Esta primera parte del libro concluye con una descripción de la ceremonia de iniciación del Buda de la Medicina.
Me gustaría destacar algo de esta primera parte, que me impresiono bastante. Es la historia
del Doctor Chodrak. El libro menciona como fue encarcelado durante veinte años en los cuales sufrió enormemente y, a pesar de todo, con una gran fe inagotable en el Dalai Lama y en el budismo, de manera increíble, sobrevivió a periodos terroríficos de prisión hasta 1980.
Finalmente liberado, le permitieron viajar a Dharamsala, donde retomo la tarea de médico
personal de Su Santidad. Dice así el texto:

“Posiblemente, el aspecto mas extraordinario de su historia era la gran compasión que sentía por sus carceleros y torturadores, hasta el extremo de que los atendía como médico y les ofrecía sin reservas su gran conocimiento y habilidad. Encuentro casi increíble, tanto desde el punto de vista psicológico como físico, que después de aquellas experiencias espantosas aun fuera capaz de actuar como medico con tanta calma y humildad. Seguramente, era el reflejo de su entrenamiento y su poder espiritual intenso proveniente de la meditación, que lo ayudaban a controlarse bajo condiciones casi inimaginables”.

Impresionante.

La segunda parte es una introducción, precisa e informativa, a los conceptos básicos de la medicina tibetana. Esta segunda parte es una descripción mas literal del sistema de trabajo de la medicina tibetana y, cuando es necesario, se favorece la comprensión con diferentes enfoques y sugerencias . Por otro lado, cada capitulo finaliza con un ejercicio práctico o una guía, de utilidad para el lector, y también incluye el estudio de algunos casos empíricos. A su vez introduce algunos enfoques occidentales y comparaciones para poder llevar al lector hacia una comprensión textual de la información detallada.

El libro deja bien claro que el origen de todo sufrimiento y desequilibrio está en la mente.

Describe los 72.000 canales, principal soporte de la mente y el centro desde donde se irradia la totalidad del ser. Si los canales se mantienen limpios y sin obstrucciones se tiene buena salud. Sin embargo, cualquier obstrucción, o energía desordenada, que entre en los canales creara un trastorno mental o físico. Asimismo, describe con precisión los tres humores, los siete constituyentes y los tres residuos. En este sentido, es interesante saber que la energía lung se desarrolla excesivamente en el cuerpo con relación directa al incremento del deseo insaciable; la energía tripa se desarrolla en exceso cuando no podemos pacificar la rabia y badkan aumenta desmesuradamente cuando predomina una actitud ofuscada hacia la vida. También se explican las 20 características de los tres humores y las causas principales para enfermar que son el estilo de vida y la dieta.

Se profundiza en el estudio de la medicina tibetana a través de los Cuatro Tantras, el diagnostico y tratamiento según la medicina tibetana, las características de un buen médico tibetano, y finaliza con una conclusión en la que se nos señala como la medicina tibetana nos lleva a la raíz del sufrimiento, que es el aferramiento al yo, el apego y el deseo, la rabia, la arrogancia y el odio por el que cerramos las mentes a todas las personas que percibimos como una amenaza para nuestro “yo” tan importante; Por supuesto se señala como tenemos un papel en todas las enfermedades que nos ocurren y que al hacernos responsables de nuestra salud colaboramos en una oportunidad maravillosa para crecer y desarrollarnos a nivel personal.

En definitiva, es un libro muy completo y lleno de valiosa información, nos hace reflexionar y es una introducción muy buena para todo aquel que este interesado en la medicina tibetana.

Claudia Corrales Lantero

Si quieres comprar este libro puedes hacerlo aquí.

Suscríbete

¿Quieres recibir nuestros últimos artículos en tu correo?


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “La medicina espiritual del Tíbet

  • marianela lópez

    Es tan nutritivo para nuestra alma,pero tardamos tanto en concretizarlo.La sensación que me queda luego de leer esto es ver cuán lejos estoy aún de la espiritualidad.
    Miles de abrazos de luz y gratitud