Losar – Año Nuevo Tibetano 2145


Históricamente, los tibetanos eran principalmente nómadas que coexistían armoniosamente con el entorno hostil en la meseta tibetana. La cría de ganado y la agricultura han sido durante mucho tiempo la única posibilidad de trabajo para los habitantes del Tíbet. Cuando llegaba un excelente año de buenas cosechas  lo celebraban bailando y cantando. Con el paso del tiempo, cuando la cebada de las tierras altas maduraba empezaron a festejar esa fecha como el comienzo de un nuevo año.

La palabra Losar significa año nuevo. El año nuevo tibetano se celebra el primer día del primer mes del calendario lunar tibetano, que normalmente cae en el mes de febrero.

Losar, el día de año nuevo, es uno de los momentos más importantes en la vida de los budistas y es un día festivo en el Tíbet, Nepal, Bután y otros lugares del mundo. Este año comenzará el año 2145 y será el año del perro de la tierra.

La celebración de Losar aglutina al mismo tiempo festividades de origen espiritual y de origen laico. Se extiende durante 15 días, de los cuales los primeros tres son los más significativos. Los budistas celebran el festival como una victoria del bien sobre el mal. Simbolizando la purificación y la frescura. El Losar es un tiempo para tener grandes fiestas y celebraciones.

En el último día del año, todos los miembros de la familia se sentarán alrededor de la mesa y comerán Guthuk (sopa está hecha de carne, arroz, batatas, trigo, queso Yak, guisantes, pimientos verdes, fideos y rábanos). El Guthuk es el único alimento tibetano que se come sólo una vez al año, como parte de un ritual de disipar cualquier negatividad del año actual, para dar paso a un nuevo y auspicioso año.

Después, todas las personas saldrán a participar en una ceremonia llamada expulsar fantasmas . Es una escena magnífica que merece la pena ver. Algunas personas corren delante llevando grandes cuencos de comida, mientras que otras, con antorchas y corriendo detrás de ellas, gritan para deshacerse de los malos espíritus de sus casas, hasta que llegan a una gran fogata, donde luego rompen los cuencos y los arrojan al fuego.

En el día del Año Nuevo tibetano, los tibetanos reemplazarán los antiguos ” chambó ” por los nuevos en la puerta y las ventanas. Luego, cada hogar limpiará su altar y los muebles de toda la casa, e incluso encalarán las paredes de sus patios. También dibijarán símbolos auspiciosos con harina de tsampa en la pared central de la cocina.

Se comienza a freír una especie de rosquilla hecha de mantequilla y harina llamada ‘karsai’ en varias formas. También prepararán ofrendas para las deidades, tsampa, granos de cebada, habichuelas, ginseng silvestre, orejas de cebada, flores de cresta de gallo y las tabletas Sun y Moon, todas colocadas en un contenedor de madera multicolor llamado Qemar. Luego, el ama de casa estará ocupada cocinando comida como yak tibetano, ovejas y cerdos para el festival.

El primer día del Año Nuevo, los tibetanos lo celebran con su familia en casa. Sin embargo, diferentes vecinos que viven en el mismo patio pueden visitarse con Qemar auspicioso . Derramarán cebada tibetana de Qemar en la casa de los vecinos e intercambiarán Hada, beberán cerveza tibetana Chhaang o Lhasa y cantarán canciones e irán a bailar.

Por otro lado, el ama de casa se levantará temprano para preparar té y changkol, batir té con mantequilla y preparar dromail dresil, arroz dulce tibetano. Una vez que  todas las comidas están listas, se apresurarán a la orilla del río para obtener el ” Primer Agua del Año “.

Se cree que quien obtenga la primer agua del año nuevo estará exento de todas las desgracias. Más tarde, llevarán el agua a casa y la pondrán ante el altar, quemarán el incienso y encenderán la lámpara de mantequilla para orar por la paz del Año Nuevo.

Más tarde, el ama de casa despertará a los niños y los vestirá con ropas nuevas. Los niños intercambiarán el saludo de Año Nuevo con los ancianos. Palabras como ” Tashi Delek “, que significa Bendiciones y buena suerte” o “Que todas las señales en este ambiente sean auspiciosas”, son la forma más común de saludo durante el Año Nuevo tibetano.

El segundo día, parientes y amigos se visitarán con el saludo de Año Nuevo , es decir, ” Tashi Delek “. Normalmente el anfitrión ofrecerá a sus invitados Qemar y luego conversará con ellos en la casa. También es el día en que los artistas populares comienzan a actuar.

La actuación más conocida será el ” Baile Vbrasdkar “. Los artistas usarán una máscara blanca y tomarán un palo de madera en sus manos. Entretendrán al público con cantos y bailes improvisados. Muchos creen que al observar e involucrarse en su desempeño, la gente obtendrá bendiciones y buena suerte en todo el Año Nuevo.

En el tercer día del Año Nuevo, la gente quemará ramas de pino y ciprés u otras hierbas , erigirán el mástil de la bandera de oración y colgarán las banderas multicolores rezando por la montaña y el dios del río. La quema de ramas de pino (también conocido como Weisang) es una tradición consagrada del Año Nuevo tibetano.

El año que se inicia el 16 de febrero es el año 2145, año del perro de la tierra.

Feliz Losar 2145

Suscríbete

¿Quieres recibir nuestros últimos artículos en tu correo?


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Losar – Año Nuevo Tibetano 2145

  • Débora

    Muchas gracias por esta info! Super interesante!! Quisiera saber qué hecho determinó el año 1. Desde ya muchas gracias!! Tashi Delek!!!

  • Alfredo

    Felicidades por la información y por su web
    Las tradiciones y culturas y costumbres de esos lares enriquecen a las demás culturas del occidente y del propio oriente
    Tashi Delek