Losar – Año Nuevo Tibetano 2144


La palabra Losar es una palabra tibetana para Año Nuevo. LO significa año y  SAR, nuevo. El Año Nuevo tibetano es conmemorado el primer día del primer mes del calendario lunar tibetano que usualmente cae en los meses de enero o febrero, aunque puede hacerlo también en marzo.

Losar, el día de año nuevo, es uno de los momentos más importantes en la vida de los budistas y es un día festivo en el Tíbet, Nepal, Bután y otros lugares del mundo. Es el año 2144 y será el año del pájaro de fuego.

Losar - Año Nuevo Tibetano 2144La celebración de Losar aglutina al mismo tiempo festividades de origen espiritual y de origen laico. Se extiende durante 15 días, de los cuales los primeros tres son los más significativos. Los budistas celebran el festival como una victoria del bien sobre el mal. Simbolizando la purificación y la frescura, el Losar es un tiempo para tener grandes fiestas y celebraciones.


• El primer día de Losar se prepara una bebida conocida como “changkol”, a partir de una variedad tibetana de la cerveza (chaang).

• Al segundo día de Losar se le denomina Losar del Rey (gyalpo losar), porque oficialmente es el día que está reservado para una reunión secular en la sala de Excelencia del Samsara y Nirvana.

• A partir del tercer día en adelante, la gente y los monjes comienzan a celebrar y disfrutar de la temporada festiva.

 

El festival del Losar es considerado el más significativo de todos los festivales tibetanos.

 

El Año Nuevo Tibetano es caracterizado por su música, danzas y un espíritu general de festejo. Uno puede ser testigo de diferentes tradiciones y rituales seguidos para marcar la ocasión religiosa.


Un mes antes de la llegada del festival se pagan las deudas, se resuelven las disputas, se hacen nuevas ropas, casas y monasterios se limpian de arriba a abajo, se pintan las paredes, las escaleras de piedra se friegan y se enceran, y se hacen docenas y docenas de kapse (lazos de Losar fritos). Se encienden las lámparas de mantequilla y se colocan flores en los altares. Se hacen grandes pilas de ramas de junípero, cedro, rododendro y otras hierbas aromáticas que se preparan para ser quemadas como incienso.

banderas de oraciónLas viejas banderas de oración son reemplazadas por otras nuevas y bien coloridas. Los Ocho Símbolos Auspiciosos son exhibidos por todas partes, representando las diferentes ofrendas hechas por los dioses al Buda, después de su iluminación.

En el Losar también se cocinan deliciosos platos. Los primeros días son destinados a la familia, pasando las festividades luego a las calles y otros lugares.

En la víspera del Año Nuevo Tibetano, tortas, dulces, panes y frutas son ofrecidos en los altares de la familia. El altar de la familia está decorado de la mejor forma en las vísperas y continuará así en los siguientes 15 días. El altar tendrá una derga, formada por galletitas (khapse) apiladas unas sobre otras, que se preparan con masa aplanada, se fríen y tienen muchas formas diferentes.  Junto con la derga, habrá una botella de chang (cerveza de cebada); una mata de hojas verdes de trigo cultivadas en un vaso pequeño llamado loboe; un recipiente con dos huecos, llamado bow, que tiene por un lado tsampa (harina de cebada) y por el otro semillas de cebada.

Losar – Año Nuevo Tibetano 2144

 

En la noche de la luna oscura, la víspera de año nuevo, la familia se reúne alrededor de una humeante sopa con pasta rellena llamada gutuk, que literalmente significa “la novena sopa”. Todo debe ser nueve. Debe haber al menos nueve ingredientes y todo el mundo debe tomar al menos nueve tazones de sopa. Algunos de los gutuk esconden una sorpresa encerrada en la pasta. Cuando comienza la comida cada persona abre uno de ellos. El objeto que cada uno encuentre indicará la personalidad de la persona.

Según el libro de Rinjing Dorjé “ La comida en la vida tibetana”, si uno encuentra sal es una buena señal y significa que uno está bien, el que encuentre lana es muy vago, el carbón indica malicia, una piedra blanca anuncia una larga vida, el chile señala a aquel que es brusco con sus palabras, bolitas de lana de oveja son un buen signo y significa que uno es muy listo; y la mantequilla dice que uno es muy dulce y tranquilo. Algunas familias también introducen tiras de papel con mensajes más explícitos, haciendo de los gutuk auténticos pastelillos de la suerte.

celebración de LosarAl final de la comida todo el mundo toma lo que ha quedado en su tazón y lo vuelve a poner en la cacerola junto con un mechón de pelo, uñas de los dedos de las manos y un trocito de tela vieja. Se limpia la chimenea y la suciedad también se añade a la cacerola. Una figura hecha de pasta que representa el mal colectivo y la mala voluntad de los últimos doce meses se coloca encima de todo lo demás. Entonces se toma la cacerola y ya bien entrada la noche se deposita en la intersección de dos caminos, en medio de chillidos, sonar de campanas y ruidos hechos con cacharros de cocina para que el mal contenido allí se disperse en las cuatro direcciones.

Esta ceremonia, llamada lue, se hace para deshacerse de todas las fuerzas negativas al final del año para que el año nuevo comience sin ningún problema.

La mañana del primer día del nuevo año los tibetanos se levantan antes del amanecer, se bañan y se ponen sus ropas nuevas y sus mejores joyas, y luego todos juntos hacen ofrendas en el altar familiar. Las ofrendas consisten en harina de cebada mezclada con mantequilla y azúcar lo que representa una abundante cosecha de grano, y yogur, que representa una abundancia de productos animales para el año que comienza. Cada miembro de la familia recibe un derga, que es una pizca de mantequilla recién hecha, un plato de khapse, y una taza de espeso té tibetano hecho con mantequilla.

Más tarde la familia va a visitar los monasterios de monjes y de monjas cercanos para ofrecerles khatas (pañuelos largos que simbolizan respeto y bienvenida), comida y otras donaciones.

El calendario tibetano abarca un ciclo de 60 años, y cada año es representado por uno de los doce animales ( Ratón, Buey, Tigre, Liebre, Dragón, Serpiente, Caballo, Carnero, Mono, Pájaro, Perro y Cerdo) y uno de los cinco elementos (agua, fuego, madera, metal y tierra).

El año que se inicia el 27 de febrero es el año 2144, año del pájaro de fuego.


Para los tibetanos el comienzo del nuevo año es un tiempo sagrado, un tiempo para estar con la familia y con la fé de cada uno. Es un momento alegre de GRAN celebración.

 

Feliz Losar 2144

Suscríbete

¿Quieres recibir nuestros últimos artículos en tu correo?