Herederos de una tradición milenaria


Doctores tibetanos en occidente

El centro de retiros Tierra de Budas, en el marco de su programa estival de actividades, presenta unas Jornadas de Medicina Tibetana que tendrán como protagonista al Dr. Tenzin  Gelek  Chukstang, reputado médico tibetano con una dilatada experiencia en los campos de la investigación farmacológica y la medicina clínica. Afincado actualmente en Calgary visitará España en agosto.

Tashi  Delek  Amchi-la ¿Cómo es que un doctor tibetano, formado en el Men Tsee Khang, el prestigioso Instituto tibetano de Medicina y Astro-ciencia, y que durante años ha representado al mismo en diferentes países de Asia meridional, Asia Central y Asia Oriental viene a España a dar formación en Medicina Tibetana?

Lo primero muchas gracias por tus palabras. Bueno, puede parecer algo extraño pero en realidad es muy sencillo. Cuando era joven estudié durante varios años en India, en la Universidad Monástica de Sera Je, bajo la guía y dirección de Lama Geshe  Tsering  Palden, con quien he seguido manteniendo un estrecho contacto pese a los años transcurridos. Geshe  Palden  es el director espiritual de la comunidad budista Thubten  Dhargye  Ling y al saber que era mi intención visitar Europa este año me han invitado a impartir unas jornadas de Medicina Tibetana en Tierra de Budas, el centro de retiros de la comunidad.

Dr. Tenzin  Gelek  ChukstangTenzin-la, ¿podría hablarnos del origen de la Medicina Tradicional Tibetana?

Nosotros estudiamos historia como parte de nuestra formación, y se dice que nació en las tierras de Tíbet a través de la civilización Bon y que se enriqueció y se expandió con las enseñanzas budistas hace más de 2.500 años, dando lugar a un sistema médico que entiende al ser humano dotado de una mente y un cuerpo, interrelacionados y en un equilibrio inestable.

¿Cuál es el fundamento de las enseñanzas médicas tibetanas?

El corazón de la Medicina Tradicional Tibetana son los Cuatro Tantras, en ellos está el fundamento de las enseñanzas médicas. Estos textos fueron transmitidos por una emanación del Buda de la Medicina y se consideran textos sagrados. Durante nuestra formación como médicos los memorizamos y estudiamos y  como  los consideramos un tesoro los mantenemos vivos en nuestro  corazón a lo largo de toda nuestra carrera profesional.

Usted es un médico tibetano, formado por el Men-Tsee-Khang. ¿Nos puede aportar algunos detalles al respecto de esta institución?

El Men  Tsee  Khang es el centro médico tibetano oficial, podríamos decir que fue la primera universidad de medicina tibetana, abierta a todas las personas, ya sean laicas o religiosos. Surgió en Lhasa en 1916, de la mano del Decimotercer Dalai Lama. Es un centro de curación y estudios para hacer accesibles la salud y las enseñanzas a todos, pues para, nosotros los budistas, no hay nada más compasivo y generoso que una vida dedicada al servicio de los demás seres sintientes.

Tras la invasión china, y para evitar la pérdida de todo ese conocimiento, el Men  Tsee  Khang renació en Dharamsala, India. El instituto astro-médico se construyó en 1961 y cuenta hoy con más de 400 profesionales que trabajan en él.

El actual Men  Tsee  Khang está compuesto de varios departamentos que trabajan por y para la expansión de estas enseñanzas a la vez que invierte en una modernización de sus técnicas de investigación, calidad y control.

Hoy en día, podemos ver médicos tibetanos en distintas partes del mundo. Es una gran noticia para todos, pero ¿a qué es debido?

Lo es, y se lo debemos a la compasión e inteligencia de su Santidad el Decimocuarto Dalai Lama, que pidió a los doctores que integrábamos  el Men Tsee Khang que intentásemos dar a conocer al mundo  los beneficios que reporta la medicina tibetana.

En mi caso, me he establecido de forma permanente en Calgary, y atiendo tanto a canadienses como a tibetanos  que viven aquí, pero me gusta mucho viajar y doy clases allá donde me requieren.

Herederos de una tradición milenariaHablemos de Medicina. ¿Qué hace especial este sistema médico frente a otros?

Si bien el sistema es sencillo de comprender, la importancia de esta medicina está en su esencia: comprender la naturaleza del ser humano y de la realidad que lo rodea. La enfermedad, que en Occidente veis como un síntoma a tratar o paliar, es para la Medicina Tradicional Tibetana un elemento más a considerar. Como médicos tibetanos buscamos el origen primero, la causa que ha producido el malestar, y nuestro objetivo es erradicarlo.

Para nosotros el origen lejano de la enfermedad está en el propio individuo y en las huellas presentes es su mente. A esto lo llamamos MARIGPA o ignorancia, que permea nuestras vidas. De esta ignorancia nacen los venenos mentales que impregnan las energías básicas vitales. El efecto de estos venenos da lugar al desequilibrio en las tres energías básicas viento, bilis y flema, que son las causas cercanas de nuestro malestar, y el germen de la enfermedad.Si añadimos las condiciones de alimentación, comportamiento o condiciones climáticas a esas causas, podemos hacer que la enfermedad se desarrolle.

Para nosotros el ser humano no es solo un cuerpo y unos procesos fisiológicos, es un ser dotado de una mente que es origen de su salud, su enfermedad y su vida. La causa no es externa sino interna.

Entonces, ¿cómo debemos enfocar la enfermedad o la salud?

Toda persona debe hacerse consciente de su salud y la responsabilidad que tiene sobre la misma.

La ley de causa y efecto está presente en todos los aspectos de la vida, y por supuesto en la salud y la enfermedad. Debemos aprender a reconocer las acciones que nos aportan beneficio para continuar haciéndolas, e identificar aquellas que nos dañan para evitarlas.

Tan sencillo como esto, pero aplicado en todos los aspectos de la vida…jajaja, sí, mucho trabajo para uno solo.

medicina tradicional tibetanaSi la enfermedad aparece, ¿qué propone la Medicina Tradicional Tibetana como solución?

Lo primero que debe hacer un doctor es buscar el origen de la enfermedad. Para ello observamos al paciente, chequeamos su pulso, examinamos su  orina e identificamos la causa.

Con esta información, proponemos una terapia, interna o externa, o ambas. Las terapias externas más conocidas son el masaje, el Horme o la Moxa, y las terapias internas son los medicamentos o  píldoras.

Como la Medicina Tradicional Tibetana no es agresiva, busca los elementos naturales a disposición como flores, hojas, tallos, cortezas e incluso minerales para fabricar medicinas (píldoras) con los que tratamos las dolencias y malestares.

¿Considera que todo tiene curación?

Bueno, hay muchas enfermedades aún por conocer, pero nuestro compromiso como médicos y como seres humanos es buscar y ayudar en el fin del sufrimiento, así que sí, creo que todo puede tener curación.

Muchas gracias amchi Tenzin-la, le deseo mucha salud y suerte en sus viajes y enseñanzas y espero verle pronto en España.

Tashi  Delek!

El Dr. Tenzin  Gelek  Chukstang estará en Tierra de Budas en agosto del 2019 impartiendo dos cursos de Medicina tradicional tibetana:

Fundamentos de la Medicina Tradicional Tibetana

Enseñanzas avanzadas de Medicina Tradicional Tibetana

 

Suscríbete

¿Quieres recibir nuestros últimos artículos en tu correo?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.